jueves, 18 de noviembre de 2010

Cuando la dulzura no es tan dulce...

Mi abuela es diabética. Se lo detectaron un poco después de los 50 años. Ahora tiene 70.

En agosto tuvo un problema con una lesión en un dedo del pie. Estuvo relamente mal, ni siquiera con analgésicos tipo morfina podían contenerle el dolor, sufría mucho, tanto que en ciertos dias perdió los ánimos por vivir y hablaba sólo de morirse. Le amputaron un dedo, pero la infección no se detuvo. Tenía gangrena, por eso el dolor era extremo. Finalmente le amputaron las dos piernas. Dejó de sufrir, pero ahora debe enfrentar una vida distinta.

Desde un inicio me preocupó lo del azúcar con el peque, porque no sé dónde escuché que la diabetes no sale en la primera generación, sino en las posteriores, por lo que su riesgo sería mayor. Menos mal que los dulces no son su delirio y que ha resistido bien a quitarle el chocolate por el reflujo (cosa que yo no he conseguido hacer por mí).

Otra persona cercana, se envenena diariamente con litros de soda, grasas, vida sedentaria y un estress intenso. Tengo miedo. Miedo de que algún dia la vida le pase factura y la ponga en una situación similar a la de mi abuela. Sé que esta persona no resistiría una vida así. Y por más que le digo, no hace caso, y duele, duele pensar en las consecuencias que podría tener para todos.

Y escribo esto enmedio de la incertidumbre, mañana me dan el resultado de la prueba de O'Sullivan, que detecta la diabetes gestacional. Me la mandaron a hacer en el ISSS por el aumento de peso repentino y la hinchazón de los tobillos en un tiempo todavía muy temprano para ello.

A ver qué sucede. Espero que todo esté bien.

Este es uno de los casos en que la dulzura sí está de más.

7 comentarios:

KR dijo...

Hace muchos años... yo era muy buena para dar ánimos a la gente, luego perdí ese influjo, supongo que fue cuando terminó de morir mi inocencia juvenil.

Pero heme aquí... yo no soy una persona dulce... soy mal encarada, me cae mal el contacto físico, sin embargo... un día me dijo algo usted que me quedó dando vueltas en la cabeza: uno le toma cariño a la gente de tanto leerlas.

Mi familia está plagada de diabetes por parte de los hombres y por parte de las mujeres... de problemas relacionados con los ovarios y matriz, pero si uno no logra desatarse de los miedos "médicos" la vida se pasará esperando lo peor, cuando lo que uno tiene que esperar siempre es lo mejor.

Clau... mañana le dirán que usted y su hija son un par sin igual y saludable... no sufra.

Abrazos

Elena dijo...

Clau, qué doloroso lo de tu abuelita, me parece cruel el azúcar.
Espero que salgás muy bien en ese exámen y que tu embarazo sea lo más bonito posible.

Te mando un abrazo.

Clau dijo...

KR: gracias por los ánimos. Viera que el estress de la oficina me está matando desde el lunes y ayer sucumbí a unos chocolates...son taaaaan ricos, más el blanco. :S

Elena: sí, me da tristeza, lo único bueno es que se nota más tranquila porque se le fue el dolor. Yo sé que vos sabés lo feo eso del azúcar, gracias por comentar.

Hasta lucitas he visto en la tarde de tanta cosa que me han pedido...y sigue. Necesito descansar...o me van a mandar a descansar obligada.

Calila dijo...

Seguro que todo va a estar bien, vive tu vida tranquila y se feliz, toma las precauciones necesaria pero nunca dejes de vivir!

Un abrazo grande!

Proiectus dijo...

He quedado conmovido con esta entrada, me parece sumamente honesta. Mil gracias por compartirla y porque, en el fondo, nos sirve para no pensarnos absolutos; tenemos que cuidar este estuche en el que andamos.

Recién he descubierto tu blog y me gusta también. Te mando un abrazo y toda mi solidaridad en letritas.
:)

¡Ánimo y tratá de decirle no a la tristeza-triste!

Adolfo Napoleón dijo...

Sabes una cosa, a un tio mio casi le pasa lo mismo; pero fue por otra cosa, tenia un problema en la pierna, todo paso porque DURANTE DIEZ AÑOS no se cuido un problema de ciruculacion que tenia en la pierna, cuando por fin lo operaron le sacaron pedasos de sangre que se habia cristalizado como efecto del estancamineto que hubo en su extremidad....

Pero milagrosamente se salvo....

Clau dijo...

Calila: gracias, todo salió bien =)

Proiectus: bienvenido y gracias por la solidaridad-solidaria. Qué observador, lee las etiquetas.

Adolfo: :S