martes, 23 de diciembre de 2014

Acústica Navidad - Rucks Parker y Prueba de Sonido

Ayer y para cerrar una serie de conciertos realizados, Pencho y Aída invitaron a Prueba de Sonido y Rucks-Parker a cantar en vivo.
Si en 2009 pagué por ir a verlos, cómo me lo iba a perder ahora gratis!, bueno, gratis más los $3 de parqueo porque ahora en todos lados cobran parqueo :(
En fin, buenísimo. Como dicen, mejor se arruina.
Los Prueba de Sonido

El escenario antes de iniciar. Llegar temprano fue una gran cosa, primera fila con boquitas y todo.
Gerardo, Daniel y Bethania, de Rucks-Parker


Esta canción se llama Más que una Amiga, de Prueba de Sonido, aquí versión combinada con las dos bandas y soft. El concierto lo cerraron con esta en su versión original, 100% energía, pero no la pude grabar porque se acabó la batería buuuuh.

video

Como dicen, lo cantado nadie te lo quita.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Vulnerabilidades desastrosas

Algo que aprendí de los seminarios de identificación de necesidades y de las clases de vulnerabilidad y riesgos es que los desastres NO son naturales. Así que cuando ud vea en los medios que le dicen “los desastres naturales” pues no, le están dando paja.

Hay fenómenos naturales, los cuales en sí mismos no representan ningún desastre.

Hay acciones del hombre, como la expansión territorial, que en sí misma tampoc implica necesariamente un desastre.

Peeeeero, si ud suma la vulnerabilidad, el fenómeno natural y la acción del hombre, ahí sí, viene el desastre.

¿Más claro? Bueno, la erupción de un volcán es un fenómeno natural y no es un desastre, miles de volcanes alrededor del mundo hacen erupción en zonas deshabitadas y la vida sigue igual, no muertos, no daños, no pérdidas millonarias, no desastre. Por la posibilidad de ocurrencia del fenómeno natural erupción volcánica, las laderas de los volcanes son sitios vulnerables. Entonces viene el ser humano y pone viviendas o edificios en ese lugar vulnerable y entonces sí, potencia el desastre.

Y bueno, que estaba asociando que con las emociones pasa lo mismo. Un hecho determinado en condiciones normales no es problemático, no causa desastres, no genera conflictos, a menos que se esté en una situación vulnerable. La misma broma grosera puede hacer reir a alguien, no inmutar a otro o causar un mar de llanto en otra persona que sí esté frágil emocionalmente.

Las personas vulnerables toman decisiones equivocadas, por su misma situación de riesgo y en buena parte de las veces acaban en desastre.

A veces las cosas cuando se ven de lejos, ya con mente fría, parecen diferentes y es cuando surgen autoreclamos del tipo “ qué tonto fui” o “¿cómo pude hacer eso?”.

Una persona que tiene la etiqueta de mujeriego pegada en la frente me dijo una vez a manera de explicación: “las mujeres vulnerables son fáciles, tienen en la frente pegado el rótulo de ayúdenme, estoy sola, necesito amor, el verdadero reto son las que están felices.”

Así que la meta quizá sea ser feliz primero, y fuerte uno solito, para no caer en esos espejismos de los cuales luego hay que arrepentirse.

O, si ud decidió hacer algo malo, al menos hágalo bien.


Lo que sí es cierto es que vida solo hay una y lo menos que podemos hacer es vivirla.

lunes, 8 de diciembre de 2014

Violencia para gente bien

“Ay, se me olvidó el suéter” dijo ella.
- Mejor, talvez se te paran los pezones y le gustas a alguien – dijo él.

Uno pudiera pensar que esta conversación repugnante fue escuchada en el bus, enmedio de una construcción llena de obreros “calientes” y “vulgares”, en un bar de mala muerte o sitio similar. Pero no, tipo el cartelito que circula en FB de “La mara dice” o “la gente anda diciendo” que creo es el original sudamericano, a esta conversación podría ponérsele el pie de página de “pareja de cuarenta y tantos, en barrio de gente bien, en vehículo elegante, en horario laboral”.

Y es que pensamos que la violencia, especialmente la psicológica, es cuestión de gente sin educación, que es “ruda”. Pero no, he visto por la vida gente tan pobre y tan cariñosa, que a veces pienso que la relación entre amabilidad y dinero es inversamente proporcional...pero bueno, tampoco es que conozca mucha gente adinerada.

Por ahí en Wikipedia está la descripción de una enfermedad, dizque producida por el stress de querer tener, de mantener un status económico y social, resumiendo: de no vivir por dedicarse a trabajar para vivir.

El trabajo es importante, pero ¿vale la pena herir a otras personas por el “stress” que causa el trabajo?
El dinero es importante, puesí, hay que comer y ese otro montón de necesidades básicas que satisfacer, pero ¿vale la pena humillar a otros por no tener, por no ganar “lo suficiente” o por gastar lo que se ganó?.
La superioridad es...no, no es importante, de hecho no debería existir.

Los de BAC Credomatic tienen el eslogan “el valor está en tí” y los del Mastercard aquello de “hay cosas que el dinero no puede comprar, para todo lo demás está Mastercard”. Supongo que son frases "de dientes para afuera" como dicen las abuelitas, porque su negocio es el pisto, no la satisfacción del usuario, pero fuera lindo aplicarlas en la vida, no?.


Como mujer, mi mayor deseo en esta Navidad es tener una varita mágica que les cierre la boca a todos esos “señores bien”, esos que van de saco a los funerales – de gente a la que en vida no prestaron atención - , esos que en FB son unos caballeros, sonrientes y delicados, pero que en sus casas son el diablo en persona...por nada. Ah si, y una fábrica de alas, para todas aquellas señoras bien, encerradas en sus jaulas de oro, para que puedan volar lejos de su prisión. Porque puesí, tener dinero y comodidades no las libra de ser seres humanos.