martes, 17 de noviembre de 2009

Full time mom

Esta semana llamé a una amiga para felicitarla por el nacimiento de su segundo hijo. Tiene dos meses y medio y lo primero que se me vino a la mente fue “ya le va a tocar volver al trabajo”, a lo que ella me respondió: “la semana pasada presenté la renuncia”.


Me quedé un poco perpleja, pero, pensándolo bien, es la segunda vez que ella hace eso. Hace 5 años que nació su primer hijo, renunció del trabajo y se dedicó por 3 años a ser mamá y ama de casa full time. Cuando el niño entró al kinder, retomó su trabajo y ahora, dos años después, lo deja de nuevo para hacer lo mismo con el segundo retoño.


Es una gran bendición que los niños puedan educarse directamente con la madre, sin tener que recurrir a empleada doméstica, niñera o guarderías, pero...y la madre?. Esta amiga, la primera vez tenía creo yo unos 20 años, a esa edad dejar un trabajo no es nada, apenas está uno pagando derecho de piso en la empresa y el salario tampoco es sustancial. Ahora tiene 25 y la verdad tampoco es nada del otro mundo. A los 28 que quiera volver, quizá no tenga tanto problema para reintegrarse. Eso en el caso que considere volver.


Sin embargo, pasados los 30, renunciar a tu trabajo para dedicarte a ver crecer a los hijos es casi un suicidio profesional. Especialmente si uno no tiene maestrías, doctorados, segundos y terceros idiomas, u otro elemento que le permita, a los 40, ser un sujeto apto para consultorías o trabajos similares. Poner un negocio propio es otro pisto, hablemos de los que no nos brota ese aspecto de la vida y preferimos trabajar como parte de una empresa en la que otro sea el dueño.


Desconectarse del trabajo en esa edad, en la que uno ya ha ganado terreno, probablemente tenga años en la misma empresa, el salario ya no es el mínimo y se ha llevado un estilo de vida independiente es realmente de pensarlo más de dos veces.


En estos días incapacitada, en los que el peque no fue a la guardería y se quedó conmigo, el papá estaba feliz de “verme en casa”. Confieso que a los tres días encerrada ya mi ánimo estaba de nervios y casi “soñaba” con la oficina. No, yo no nací para ama de casa full time. Desde el principio de mi vida, y sin que nadie me diera “instrucciones” al respecto, me veía en el futuro con una carrera universitaria y trabajando para ganarme la vida. Nunca se me pasó por la mente que un hombre me iba a mantener al casarme o que alguien más me iba a dar el dinero necesario para sobrevivir.


Muchas veces, ante la angustia de que no hay quien cuide al peque, se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de que deje de trabajar, situación a la que me resisto como gato panza arriba: simplemente me marchitaría entre cuatro paredes y platos sucios.


Sí, yo sé, igualmente lavo los platos, lavo la ropa, ordeno la casa, hago comida, limpio y arreglo. Es decir, ama de casa, mamá, esposa, trabajadora...y todo full time =) en combo, por el mismo precio.


Pero no podría ser de otro modo. Mientras no encuentre alguien que me ayude con las labores domésticas – si conoce alguien confiable me avisa!!!!!!!!!!! - supongo que no me queda de otra que seguir iniciando mi jornada a las 5 am y finalizándola a las 12 de la noche, 10 horas laborales remuneradas de por medio, el resto “for free” at home.


Si, yo quisiera llevar al peque a cuanta actividad extracurricular se pudiera, pero, de qué me serviría tener el tiempo por las tardes si no tendría el $$$ para inscribirlo en los dichosos cursos???. El carro usa gasolina. Además, no me veo estirando la mano para comprarme un libro, almorzar un toaster de atún o simplemente tomarme un café. Jamás!!! al menos mientras esté en pleno uso de mis facultades físicas y mentales. Cualquier fail de por medio, pues ya Dios dirá.


Y usted, dejaría de trabajar para ser housewife?

9 comentarios:

Raquel dijo...

Jamás! Y eso que no tengo hijos y trabajo independiente. Claro, probablemente lo digo por esas últimas circunstancias que te acabo de describir.
Pero, ¿qué tal si se les pide a ellos que sean full time dads? No podrían, porque no tienen esa habilidad femenina de estar en todo y pendientes de todo y todos al mismo tiempo.
Seguí resistiéndote como gato panza arriba. Espero que sigás mejor de la tos =) Cuidate!

Rocío dijo...

Mi querida Clau nunca he soñado con ser 'full time mom', supongo que es un "llamado" que viene de arriba...

Anónimo dijo...

Clau, que lindo sería por los niños y por nosotras.
Pero mientras no se pueda hay que disfrutarlos y sacrificarnos, eso hicieron por nosotras nuestras madres y se les agradece....Nos tocará llevar a los nietos y ayudarle asi a los hijos que no se sientan culpables de dejar a sus hijos con extraños.

Oberstabsfeldwebel Rafael Hernandez dijo...

Pues...

A mucha honra yo he sido Nana, Tata, "Mucamo" y demás!

¿Es que acaso el amor a los hijos no vale la pena el "sacrificio"?, y lo pongo entre comillas pues yo no lo ví ni lo veo como sacrificio, los niños siempre han sido, son y serán la primer prioridad y es por ellos que uno se rompe la espalda por llevarles el sustento diario ¿o no?, cada cual de diferente manera y en diferentes circunstancias pero el fin es el mismo...


Saludos Cordiales!

Clau dijo...

Raquel: ja ja ja, imaginaba una respuesta así de tu parte =)
Me recetaron doble antihistamínico y un spray bucal que quizá sí me haga efecto porque te "duerme" la garganta...ahí voy.

Rocío: sí, debe ser un llamado especial. La esposa de mi abuelo por ejemplo, ella es ama de casa profesional, super dedicada e inspirada en todo lo de la casa.

Anónima: y quién es pues?
Espero que mi hijo tenga los suyos tarde, porque creo que yo llegaré como mi madre, trabajando hasta la jubilación y más allá.

Rafael: lo felicito, pocos son los hombres que aceptan las tareas del hogar. Pues ese debería ser el caso, si hay que priorizar alguno de los trabajos, por qué siempre debe ser el de mamá el que se elimine? ah? ah? ja ja ja

Oberstabsfeldwebel Rafael Hernandez dijo...

No siempre es "el de mamá" el que debe eliminarse, digo, ¿de dónde sacan éso? ¿o es que vivo en un "mundo paralelo" o algo así?, repito que el amor a los hijos es lo que al final de cuentas lo mueve a uno ¿verdád? y eso aplica (bueno, al menos eso pienso), tanto al "tata" como a la "nana" ¿o no?...

Clau dijo...

Rafael: tranquilo Rafa, no se nos enerve ja ja. Sí, tienes razón, debe ser equitativo...lo del mundo paralelo podriá ser, porque en la sociedad salvadoreña en general todavía se maneja mucho aquello de que "papá trabajador-proveedor y mamá ama de casa". El trabajo de esta generación es empezar a cambiar eso.

Anónimo dijo...

Bueno, creo antes de tomar desiciones de casarse y procrear hijos se debe meditar las responsabilidades que conlleva y saber meditar las prioridades al respecto. Yo soy viudo y mis hijos quedaron pequeños y he asumido la responsabilidad que tome cuando decidi tener mujer e hijos. Ademas por el amor genuino que le he tenido siempre a mis hijos que ha estado primero sobre cualquier ego o pensamiento, costumbre o cualquier tradicion de sociedades, debemos ser nosotros, autenticos sin y no anteponer nada sobre lo que deberia ser lo mas importante. Ahora mis hijos valoran la actitud que tuve cuando ellos eran pequeños y me tratan y me consienten como no se imaginan a pesar que son jovenes. De esa manera inculque en ellos la responsabilidad y sobre todo la capacidad a pensar y razonar sobre decisiones que deben tomar en la vida : con mi ejemplo. Pero realmente cada quien tiene derecho a hacer lo que quiera y a pensar como quiera.

Clau dijo...

Anónimo:pues el punto del amor a los hijos no es lo que está en discusión, o al menos no era esa la intención del post. Sino más bien la realización personal como ser humano de cada uno y eso en buena parte abona también a educar mejor a los pequeños.

Pero, en su caso, debió salir a trabajar supongo, de lo contrario, de dónde vino la manutención? Son pocos los trabajos que permiten tener a los hijos al lado, especialmente cuando son pequeños.