viernes, 10 de agosto de 2012

Tweet-post II

Cuando el subjuntivo y el condicional nos abandonan, el presente simple es la solución.




A veces quisiera ser gato, para sentir que es natural pelear con este perro amor.



Y si tu piel es mi mundo, le daré la vuelta en 80 besos.



Hay verbos que sólo deberían admitirse en pretérito perfecto, simple o compuesto.



Ese momento extraño en que ya es necesario contarla para vivir.



Debemos abolir la esclavitud, no tiene caso seguir encadenando sentimientos.



Perdí la dirección de la farmacia donde encontré las tiritas para este corazón partío.



Dragones en adopción, información aquí.



Se escuchan corazones a domicilio.



En un mundo digital, haré un daguerrotipo de tus intensiones



Yo sé que en general sí tengo quien me escriba, el problema es que el viento borró la dirección.



Lo malo de hacer dieta de amor, es que el agua ya no está como para chocolate.



Usaré el imperativo. El Condicional me ha quedado tan mal.



¿Te conté que me fui en el Curiosity? Ayer al fin he llegado a-marte.



Consultándole a la RAE si Olvido se escribe con “V” de “vacío”.



Muy triste terminó Celeste, en estos tiempos ya no hay a quien le cueste...

2 comentarios:

Alí Reyes H. dijo...

Me enganché con la primera oración

Clau dijo...

Alí: y yo me perdí con el significado de tu frase! jaja ja. Este español tan regionalizado.