miércoles, 19 de agosto de 2009

Enredo de yuca

Si usted pensó que este post se trataba de este producto comestible típico de El Salvador...esteeeeeeee...no

El título es por lo yuca del enredo que tengo en la mente y en el alma, tal como sigue:

  • Tengo en mente hacer algo, sobre lo cual ya van 4 personas con más de dos dedos de frente que me aconsejan que no lo haga, porque a todas luces parece infranqueable, no apropiado en este momento de mi vida, quizá hasta un poco egoísta hacia terceros...es decir, una total locura. No sé qué hacer realmente, porque lo deseo con el alma. Creo que, como toda cosa que escapa a nuestro discernimiento de mortales, le dejaré a Él la decisión. Que sea Tu voluntad Señor.

  • Últimamente mi mente le ha estado dando demasiadas vueltas a la inmortalidad del cangrejo. Yo suponía que esa frase era del dominio público y todo mundo entendía qué significaba. Pero ayer antes de una reunión me di cuenta que no. Entonces, por el bien del entendimiento humano: pensar en la inmortalidad del cangrejo = divagar = andar la mente perdida en sus pensamientos

  • Anoche me di a la tarea de plancharme el cabello. Me prestaron una plancha y se me ocurrió intentar. Hubiera querido tener a mano los how to que hicieron Queith y Alecita, pero la conectividad no estaba disponible. Descubrí varias cosas:
    No tengo los accesorios adecuados
    No tengo “técnica” y creo que no lo hice en el orden adecuado
    O yo soy muy lenta o mi cabello es algo rebelde para ese artefacto, pues me tardé como 2 horas y no me quedó exactamente liso...me queda más liso con un pistoleado hecho por otra gente.
    Eso de andarse arreglando el pelo no es conmigo definitivamente...pero ta bien el intento. Así que si me ve y cree que ando medio peinada, sepa que es hecho por myself y no traía ni para cosmetóloga ni para coqueta =S.

  • A veces uno tiene la inmensa necesidad de un abrazo de oso...y lamentablemente la tiene en la época en la que los osos están hibernando – y sepa usted que hay especies de osos que hibernan casi todo el año -. En esos momentos uno resiente haber dado en adopción obligatoria el osote de peluche que se compró con un dinero que el padre le proporcionó para que “le diera vuelta en lo que quisiera” en tiempos pre-crisis... I miss you bear. (y lo peor es que sé dónde estás, no te puedo traer de vuelta porque aquí no te quieren y ni te he mandado a la dry cleaning en años...ya ni beige te ves, sino cafecito). Iba a poner la foto del oso de peluche, pero a saber en qué álbum está.

    Va a disculpar el francés de los siguientes párrafos, pero anímicamente es necesario.

  • No sé por qué putas me traje la computadora hoy. Hay un archivo de excel que tengo que actualizar antes del 22. Sé que es 19 y debí hacerlo anoche...y me planché el pelo =S. Sé que no me va a quedar tiempo a mediodia, sé que no me puedo quedar después de la salida haciéndolo. La babosada no tiene actualizaciones pendientes...so...por gusto la traje, o quizá es parte de la inercia y divagación imperantes y simplemente la mochila se me “pegó” en el brazo cuando iba saliendo de la casa.

  • En mi divagar desgraciado me llevé de encuentro al peque...no lo levanté a tiempo y por primera vez llegó tarde al colegio y lo pasaron a la dirección...glup, trago amargo de dolor de madre...lo siento mi amor, te prometo que no vuelve a suceder.

  • Hay gente que ha tenido menos oportunidades en la vida que uno. De eso uno está enterado, así como también sabe que hay otros a los que les ha ido mejor que a uno mismo, pero ver para arriba estando uno abajo sirve para conmiserarse de su propia existencia y no es negocio. Ver para abajo, estando uno en el medio, es otra cosa. Yo no puedo soportar ver los ojos de alguien que me mira, aunque sea en foto, a quien sé que le ha ido peor que a mí, que no tuvo acceso a lo mismo que yo (dígase una familia normal, una infancia feliz, educación universitaria, trabajo con un salario estandar – no maquilero – y cosas por el estilo). Peor aun, no puedo soportar la sensación de que le estoy quitando algo a esa persona, que no tuvo nada, y que quizá es lo único bueno que tiene en la vida. Esa sensación es ingrata...y devastadora.

  • Literalmente gentes, hoy me siento hecha mierda. Muy pocas veces me había sentido tan conscientemente así. Es decir, uno a veces amanece mal y no sabe por qué, tener conocimiento de causa es otra cosa. Si tuviera una pizca de irresponsabilidad, no habría venido a trabajar. Me habría ido directo a Santa Ana a ver a mi papá y simplemente me habría abrazado a él toda la mañana....como quizá nunca lo he hecho en mi vida de hija. O bien pudiera tirarme en un jardín toda la mañana, a mirar fijamente el hermoso cielo azul que hay allá afuera, con unas nubes acuareladas preciosas alrededor del sol...mis favoritas...las vi en el camino y me dio cargo de conciencia venir con la cara que traía, habiendo tanta belleza en el mundo...pero igual. Y digo que traigo esa cara, porque cuando entré a la oficina hasta el mensajero me preguntó: “¿y qué tiene que viene tan triste?”.

  • Resúmalo así: no he encendido la radio, no he puesto música...cuando venía en el carro sonó mi canción favorita de Calle 13, intenté cantar y no pude. Eso es grave gentes. Tengo hambre, tengo comida...lo que no tengo es ganas de comer. Cómo la ve?

    Hasta la próxima...si Dios quiere.

5 comentarios:

Oberstabsfeldwebel Rafael Hernandez dijo...

Hola Clau!


Qué mala onda... la verdad es que son muchas cosas en su mente y bueno, cada cierto tiempo uno pasa por este tipo de situaciones, si le contara (ya llevo como 1 mes así jejejejeje y no es tan "bonito" que se diga)...

Eso es, en fin, poco lo que puedo decir (al menos por este medio) ya que a veces cuando uno se siente tan fregado, las palabras salen sobrando... lo que sí es cierto, es que si uno no se da "paja" pues nadie más lo hará y nada bueno gana usted si se clava en los problemas que siempre da la vida tarde o temprano...

Respecto de las decisiones que debe tomar, está bien apoyarse en Dios para eso y ya que está difícil decidirse a veces, soy de la idea que si uno no se "avienta" después queda la duda para toda la vida sobre los tradicionales "¿qué hubiera pasado si...?". Piénselo un poco y haga lo que su alma en el interior le dice, si le va bien pues Bendito sea Dios y si las cosas no salen como esperaba pues al menos le quedará la satisfacción de que hizo su mejor esfuerzo y no le quedará la duda para toda la vida!


Ánimo! Dios le ama y recuerde que la puso en este mundo por una buena razón!



Saludos Cordiales!

Litzardo Rivas dijo...

Hola, primero le pido disculpas por ausentarme de est blog por varios dias pero por cuestiones personales no habia podido ni postear en el mio.

ya medi cuenta de lo mucho que me he perdido y me sineto muy descontinuado con medio mundo.

un post muy melancolico y depresivo nunca la habia leido ni sentido asi de pesimista, animos la vida sigue as como un jardin a veces sentimos que las flores se estan marchitando pero hay dias en que vemos que su belleza vuleve a renacer, son procesos humanos y complejos.


Debe tomar las cosas con calma y darse su tiempo relajarse un poco pero no no abandonando las responsabilidades, tranquila cuando mas oscurece es porque va amanecer

echele ganas, un abrazo muy fuerte y fraterno y sabes que estamos aqui para escucharla y entenderle.


besos y abrazos.

Clau dijo...

Rafael: gracias por sus palabras y por pasar por aquí...bien dicen que los buenos amigos aparecen cuando uno los necesita, aunque el resto del tiempo se pierdan =)

Litzardo: nadie es perfecto, todos tenemos dias grises y dias coloridos. Quizá no debería dejarme ver tan así, quizá decepciona a algunos, pero realmente si esto me va a quedar como un recuerdo de cómo fue mi vida en cierta época, pues la vida es todo, altas y bajas.

QueithCita dijo...

Ayer compré una plancha nueva :$

Hola Clau :D mirá, hay días que no tienen ni patas ni cabeza y espero que durmás bien ahora para que manhana sea mejor :) no te andés sintiendo hecha nada porque no lo sos :)!

Los días pueden ser así, vos no.

Clau dijo...

Queith: gracias!!! Tenés toda la razón...quizá era sólo una expresión, necesitaba sacar todo eso que llevaba dentro o iba a estallar. Pero desde entonces todo anda blanco (es que el azul no es mi color ja ja)