martes, 8 de septiembre de 2009

Anécdota con lección aprendida

Como dicen por ahí, les escribo “de carrerita” pues tengo taaanto que hacer y tan poco tiempo...de hecho, me estoy cayendo del sueño por haberme llevado trabajo para la casa y realmente ni pude avanzar tanto, pero en fin...eso es otra historia.


Paso por aquí porque no quería dejar pasar una lección aprendida que me parece importante, enmedio de la cólera de la que surgió.


El viernes iba yo muy tranquila manejando, llevaba a una compañera del trabajo quien se iba a bajar en el camino para tomar un bus. Paré en un carril auxiliar – en el 3er carril de una calle de 2 carriles de circulación – y puse las luces intermitentes. Siempre que me detengo así, acostumbro poner la palanca en parking y el freno de mano, incluso a veces sigo presionando el freno de pedal. Es como costumbre ya.


Cuando estoy así “detenida” siempre tengo la costumbre de estar viendo por los retrovisores, ya sea por el del centro o los laterales. Haciendo eso estaba, cuando en una fracción de segundo, en el momento en que ella ya se había quitado el cinturón de seguridad y estaba por abrir la puerta para bajar del vehículo, vi venir un carro amarillo a toda velocidad justo detrás de mí, en el carril donde yo estaba. Luego ví que el conductor giró la cabeza a la izquierda, como para ver el tráfico e incorporarse al carril de circulación, sin embargo por la lentitud con que reaccionó y lo cerca que estaba cuando giró, supe inmediatamente que me iba a chocar. Todo fue muy rápido, no tuve tiempo de reaccionar y avisarle a mi compañera para que se sostuviera, mi reflejo fue sujetar el timón para esperar el golpe...y evidentemente el tipo se fue a estrellar en el bomper de mi carro.


Cuando se bajó y me habló, era evidente que estaba ebrio. El golpe no fue tanto, le quedó pintura amarilla – porque era un taxi – y se le abrió un agujero como si fuera un balazo. El tipo se ofreció a pagar y cuando sacó la billetera resultó que su capital era de $1.00. Me dijo “si quiere le dejo mi tarjeta”, yo imaginé que se refería a la tarjeta de circulación y pensé para mis adentros “¿y eso de qué me va a servir?”, pero cuando ví al tipo, lo que sacó fue una tarjeta de presentación del taxi ¿?. Según él, el golpe estaba valorado en unos $2.00...puse cara de WTF y le dije con toda amabilidad que se fuera mucho a otro lado no escribible por aquí, y que la próxima vez no saliera a la calle en estado de ebriedad, porque podría haber matado a alguien.


Me quedó doliendo la cabeza y la espalda, por el impacto. Mi compañera me contó luego que hasta naúseas sentía cuando iba para su casa. El ánimo me quedó por los suelos y sólo tenía ganas de irme a dormir, pero no lo hice, no fuera que tuviera algún golpecito interno y es contraproducente dormirse en esos casos.


Pero la lección aprendida, que vine a reflexionar hasta ayer lunes, es que si yo no hubiera tenido el carro totalmente estacionado – con parking y freno de mano – hubiera existido la posibilidad de que del impacto soltara el freno de pedal, con lo cual el vehículo se hubiera impulsado bruscamente hacia adelante, justo en dirección de la parada de buses, que estaba llena de gente. Hubiera sido un choque de frente contra un muro, que me habría producido daños graves en el carro, me pude haber lesionado y lo que para mí es lo peor, pude haber atropellado a la gente de la acera. El golpe no me pareció tan grave al principio, pero al verlo desde ese punto de vista, sí que pudo haber sido peor.


Así que usted, si tiene carro automático, siempre siempre asegúrelo bien cuando se detenga momentáneamente. En un standar no sé si eso se logra en neutro o con velocidad y cluth, pero el freno de mano es básico, para evitar cualquier tragedia subsecuente.


Y bueno, se me acabaron los minutos del almuerzo...hasta luego =)

5 comentarios:

QueithCita dijo...

¡Qué bien que no pasó a más! (:
Y lo tendré en cuenta para cuando pueda manejar + tenga un carro v.v

Wirwin dijo...

Clua te lo ubieras clavado que llegue la poli y que se lo lleven por bolo, esa mara es un peligro cualquier rato matan a alguien si que me molesta esa clase de gente que maneja en ese estado, a mi de vez en cuando me gusta hecharmelas con un amigo que nos reunimos unas 2 veces al año pero nunca manejo asi.

bueno suerte que no fue grave lamento lo de tu carro

Clau dijo...

Queithcita: y de paso averiguate qué ondas con los standar, porque yo sé de la versión automática.

Wirwin: yo sé que debí esperar a la policía por el ebrio...pero me faltaban 15 minutos para que cerraran donde iba a recoger al peque...ni modo

Karura dijo...

No se si hibiese servido de algo pero yo que usted anoto la placa y despues lo meto preso porque imaginese despues va a matar a alguien por bolo, p%&$ caen mal los tarados que se ponen borrachos y manejan.

Clau dijo...

Karura: pues no, eso no se me ocurrió =S