miércoles, 11 de julio de 2012

Somos de chocolate

No me atrevería a decir que todos aman los chocolates, de hecho, conozco a un par de personas que si les dan a elegir sabor de pastel quieren de cualquiera menos de chocolate.

A estas alturas de la historia creo que de todos es conocido que el chocolate tiene teobromina, una sustancia que por naturaleza nos acelera – a veces en todos los sentidos -

Es dañino para las alergias. Prohibido comer chocolate antes del primer año de vida si usted es normal y no antes del año y medio si tiene antecedentes de alergias en la familia. Prohibidísimo para el reflujo, la colitis, la gastritis y todas esas itis estomacales. ¿La razón? Es altamente irritante del sistema digestivo. No obstante, es simplemente delicioso.

Pastel de chocolate, pan dulce de chocolate, galletas de chocolate, sorbete de chocolate, gelato de chocolate, moka (chocolate con café), coberturas de chocolate (por ahí leí en un artículo de LPG de 2008 que el chocobanano es el rey).

Entonces, una cosa tan deliciosa y variada no podía tener una única presentación. Se lo tenemos puro y con leche, amargo y con azúcar, café y blanco...como se le antoje.

En nuestra infancia, supongo que la mayoría conocíamos solo los chocolates Popeye y las nucitas, ambos productos fabricados por la fábrica Delicia que ya no existe, así que no, ud quinceañero no intente buscarlos. Luego vinieron los que tenian forma de moneda, con un envoltorio dorado, y los de forma de balón de futbol, con envoltorio plateado.

Si no ha probado un chocolate gourmet simplemente no ha vivido =)


Viene a resultar que allá en las Californias existe una fábrica llamada Ghirardelli (http://www.ghirardelli.com/) , en el mero San Francisco, donde se producen estas delicias:


Fino, delicado, hasta trae un “abra aquí”.



Este ejemplar me lo regalaron y estaba relleno de caramelo, oh, gran sorpresa. No me esperaba que en algo tan delgado aun se escondiera un relleno.

Tengo un juego que se llama Chocolatier, que es bastante entretenido y se trata justo de eso, de fabricar chocolates. Por supuesto la fábrica prnicpal está en San Francisco.


Talvez ud haya probado de estos, famosos entre los Arquitectos, por la forma parecida al escalímetro.

Hasta una canción había, de Menudo: “Sabes a chocolate”. Porque puesí, saber a chocolate debe ser una gran cosa.


Escribir este post ha sido una tortura, de ver tantos chocolates y no salir corriendo a comprarme uno.

Quedas vos-ud debidamente choco-informado.

3 comentarios:

P.R dijo...

Odio los pasteles de chocolate, el sorbete de chocolate, pero las trufas y esas cositas las disfruto. Mi madre me pegó ese vicio, a excepción de mi padre, todos en la familia somos "dulceros" amamos los dulces y los chocolates.

Saludos.

KR dijo...

u_u

No me gusta el chocolate...

Clau dijo...

PR es extraño que no le guste el pastel, aunque acepto que en ese rubro hay de chocolate a chocolate. El delicioso y el que cae mal en la gastritis.

KR yo sabía que algo andaba mal entre nosotras. Es excarcelable el delito, creería yo.