martes, 2 de mayo de 2017

José Luis Perales - CALMA

Últimamente mi vida no da para escribir mucho, quizá prefiero usar el tiempo disponible en otras cosas o quizá no quiero usar computadoras en casa, quizá me han cambiado a una ubicación en la oficina que no es propicia para escribir tranquila...quizá sea la edá, veá.

El punto es que Don José Luis Perales pasó por aquí y lo vimos, y no había contado al respecto.

La gira se llama Calma, y OMG, cuánta razón tiene el nombre
La música de Perales es un gusto heredado. Como ya he contado antes, en mi infancia-adolescencia mi casa era toda música. Toda la tarde sonaba música y como en una buena democracia, cada uno  (mamá, mi hermano menor y yo) tenía turno para escuchar su música. Así pues, coexistían en una tarde Camilo Sesto, Timbiriche y Los Pitufos. Entonces, Don José Luis es conocido para mí desde ante de aprender a leer. Y su música es linda, las letras como las que ya no se hacen, una instrumentalización delicada.

Ya lo había visto antes, en 1900 entonces, cuando vino a apoyar a las Aldeas Infantiles SOS. Esa vez iba yo como acompañante de mi madre. Yo nunca había ido al sector vip en el anfiteatro de la Feria Internacional (hoy dígale CIFCO), solamente a las gradas. Pero la madre quería silla numerada así que tuve que adaptarme. Una gran cosa eso de estar adelante y poder verle hasta los calcetines al artista. Aun recuerdo la lloradera de esa noche, porque cada canción sonaba a recuerdo, al recuerdo de esa infancia-adolescencia recién terminada. 

A sus 70 años Perales tiene la voz intacta. Se debe haber cuidado, comentó que en algún momento fumó, pero dejó de hacerlo, y qué bueno, porque muchos artistas han arruinado su voz por el alcohol y el tabaco.

Y sí, claro, fuimos con mi madre. De hecho, digamos que la usé como excusa para justificar por qué iba yo. Aun está un poco complicada la linea de "puedo hacer esto simplemente porque quiero y ya" pero trabajamos en ello. En fin, la cosa es que fuimos.









Sí, no fue tan cerca, pero comprar 2 entradas no es lo mismo que una sola, pero para variar fue bonito tener compañía.

Y sí, también una parte de la función fue lloradera, en silencio, para que ella no se diera cuenta...qué maravilla que apagan las luces. Pero esta vez no fue por la infancia, fue la letra de una canción que al fin cobró otro significado y me hizo recordar a papá.

¿Que si me gustó? Quedemos en que, si volviera a venir, lo volvería a ver =)



4 comentarios:

Bolux Sv dijo...

El señor ese en grande en todos los aspectos , lastima que la musica hoy solo es estruendo sin sentido.

Gracias por escribir porque aunque no lo parezca hay algunas almas que buscamos contenido que no se ecuentra en el Caralibro y que se añora la epoca dorada de los blogs.

un post al año no hace daño.
slds.


PD: mi favorita es una que dice que
"el no vendra a comer, los negocios se lo impediran...." y ella comprendera !!!! ...

Clau dijo...

Un comentario!!! 😁
Verdad que Ud tenía Blog También? Se me hace conocido el usuario.
Yo leo aún un par de blogs de amigos de entonces, que siguen escribiendo y me llegan al correo.
Gracias por pasar a leer.
Tengo los audios de algunas canciones. Pero don blogger no me dejó subirlos porque pesan más de 1oo mega.

andrea dijo...

Que hermosa experiencia y no importa de las excusas para llegar a su fin... Es un gran cantante romántico , tuve mi época que lo escuchaba mucho y si lo vuelvo a hacer sus temas me emocionan y transportan.
Besitos
tranto de volver a bloggear , no puedo entrar a mi blog original pero no puedo por eso cree este que voy a usar ahora y visitar gente que leía .

Clau dijo...

Hola Andrea, gracias por comentar.
¿Cuál es su blog?
Yo ahora me tardo más en escribir h comentar porque el firewall ha bloqueado blogger, ya solo puedo leer de los que estoy suscrita y me llega el post al correo.