miércoles, 17 de diciembre de 2008

El coqueto volcán

Como buena santaneca, amo el volcán de Santa Ana, con su laguna verde de azufre en el fondo, lo he escalado 3 veces, aunque fueron anteriores a su última erupción.

Al mudarme a la capital, me quedé sin mi volcán, y no me ha quedado más remedio que "adoptar" al volcán de San Salvador. No es tan majestuoso, pues el cráter, conocido como El Boquerón, está sellado y no tiene laguna interior. Como cosa curiosa, este volcán tiene dos partes: el Boquerón - que es por donde ha hecho erupción - y el Picacho, donde no hay cráter.

Cada mañana al llevar al peque al colegio veíamos el picacho y la pregunta obligada era: "cómo amaneció el volcán hoy?"...cuando estaba despejado y se veían las antenas de telecomunicaciones, la respuesta era: "con velas de pastel", si había viento y nubes, el volcán estaba "con sombrero" o "con bufanda" y si estaba tan nublado por la lluvia, resulta que "se robaron el volcán".

Aquí les dejo unas fotos de este picacho coqueto con sombrero.






Esta es de esos días en que se han robado el volcán...

Esta es de esos días de velas de pastel, pero no son visibles por la distancia.

No es comparable con el mío original...pero es el único que tengo a la mano, así que mejor le agarro cariño, verdad?

7 comentarios:

Wirwin dijo...

Que bonito tu post Clau, nombre querelo el pobrecito nadie le tira bola jajaja, me llega la forma que le enseñas a tu hijo.

Saludos

Alí Reyes H. dijo...

Qué forma tan simpática de codearse con algo...¿tan aterrador?...Bueno ¿qué se le hace, verdad?

Rocío dijo...

Bonito, yo le veo todas las mañanas y me parece tan hermoso, es inexplicable.

Carlos dijo...

Jejeje yo lo veo igual cada mañana, y cada tarde, agregué una foto del boqueron en mi blog, pues el sábado anduve por ahi.

Saludos

Clau dijo...

Wirwin: y quién lo manda a ser tan sin gracia pues ja ja ja ja...bromas, ya lo quiero, no ves cómo le tomo fotos?

Alí: aterrador? no, no creo...el salvadoreño se acostumbra a vivir con la gama de situaciones naturales que vivimos por aquí: terremotos, inundaciones, erupciones, ventarrones, deslaves, sequías, tormentas torrenciales...el pan de cada día =)

Rocío: y no extrañas el de San Miguel?

Carlos: gracias por la foto, ya la copié ja ja, de paso conocí el cráter, que nunca había visto...igual sigo de creída diciendo que no tiene laguna ja ja.

Eduardo dijo...

Deberías de ir al Boquerón, ahora hay calle pavimentada de fácil acceso y puedes bajar por veredas hasta el fondo si lo deseas. Así le tomas un poco más de cariño al pobre volcán adoptado y el peque conoce su amigo de las mañanas. Aunque para mí es mejor el Cerro de las Pavas, al que podía ir a correr todos los dias, sñif, sñif...
En la primera foto te salió tímido el volcán..... se escondió :(

Clau dijo...

Eduardo: fijate que no hemos ido por aquella psicosis de la seguridad..."dicen que la calle es peligrosa"...talvez alguno de estos días.

No se me escondió el volcán, yo estaba siguiendo a la nube, la quería retratar antes del volcán y sobre el volcán, porque estaba viajando a una velocidad increíble por el ventarrón que hacía ese día =)