jueves, 27 de mayo de 2010

Frases para la eternidad

Madre atribulada, medio deprimida, ojos vidriosos, se escapa del escurtinio familiar en la ventana más lejana, mirando hacia afuera.

Niño: Mami, ¿qué estás haciendo?

Mamá: Viendo llover

Niño: Mami, ¿puedo ver llover contigo?

Si usted es madre y esto no le hizo el corazón de azúcar, nada lo hará.

3 comentarios:

Calila dijo...

No soy madre pero aún así me generó mucha ternura.
Me lo imagino perfectamente!

Oberstabsfeldwebel Rafael Hernandez dijo...

¿Qué te parece la siguiente historia?, verídica por cierto:


Niño 1 (con ojitos de ¿y aquí qué pasa?): Papi, ¿por qué lloran los señores?.

Papi: pues, la gente llora cuando algo le duele mucho, acuérdate que tú lloras cuando te has caído y te duele...

Niño 2 (con una carita de inocente que para qué le digo): Papi, te traje la pomada para echarte y que ya no te duela...

Clau dijo...

Calila: te creo, sos altamente sensible =)

Rafael: aww, qué ternura