lunes, 24 de mayo de 2010

¿Pensando en comprar carro usado? (parte I)

Quiero hacer este relato para aquellos que estén considerando comprar un carro usado y que no tengan idea de por dónde empezar a buscar y cómo.

En principio, existen dos opciones: que el carro sea de agencia, o que sea “traído” (generalmente de USA).

Si es de agencia, algunas cosas que usted deberá preguntarse son: por qué lo venden, la cantidad de dueños que ha tenido, si lo han chocado, dónde le daban mantenimiento.

Yo, en términos generales, parto del hecho de que nadie vende un carro porque esté bueno y le guste. Ceería que la mayoría de las veces la gente decide venderlo porque muchos problemas le da y prefiere que los problemas los sufra otro. Difícilmente un vendedor le será sincero, aunque hay excepciones.

Conozco gente que tiene sus recursos y como costumbre cambia los carros cada cierto tiempo, tipo cada 3 años, para que no se le hagan viejos y no se devaluen demasido.

Hay otros, menos afortunados, que sacan un carro de agencia creyendo que lo pueden pagar y al poco tiempo lo ponen a la venta porque no salen con las cuotas. Error, porque desde que lo saca de la agencia y lo pone a rodar, el vehiculo se deprecia maravillosamente, haciéndole perder en su inversión. Pero en fin, este parece ser el mejor vendedor, ya que no lo vende porque esté malo, sino porque necesita librarse de la deuda.

El típico “lo vendo porque ya me aburrió y me quiero comprar otro más reciente” es de evaluar, fíjese en el vendedor, porque hay algunos a los que se les notará de manera fluorescente y parpadeante la mentira.

Ventajas de un carro de agencia:
En este país los choques estrepitosos como los de USA son menos numerosos, por lo que las posibilidades de que el carro haya sido chocado con un daño irreparable son menores.

En ocasiones es posible rastrear el tipo de mantenimiento que se le ha dado y el uso que le ha dado el dueño, en especial si sólo ha sido uno.

Desventajas:
Aquí nos tratan como consumidores de tercera, lo que en USA es de rigor, aquí es opcional o “extra”, lo cual implica un precio mayor y a veces la gente no lo compra. Ejemplo: las bolsas de aire. Pueden salvarle la vida en un accidente, para un gringo no es cuestión de si lo quiere o no, es que las debe de traer. Aquí la mayoría de versiones “básicas” no traen, tampoco barras de seguridad laterales.

El automático nos lo venden más caro, cuando en el mercado gringo el estándar es más caro, porque claro que ellos prefieren la versión cómoda en sus maravillosas trabazones de horas y millas.

En algunas marcas, nos venden de agencia las versiones ensambladas en otros países y no en el original, como el Nissan Sentra, que al menos cuando yo investigué, la versión gringa era de Japón y la versión latinoamericana era de México. En cuestión de estándares de calidad, yo le confiaría más al honorable Samurai.

En el caso que sea traído, las combinaciones son mayores, lo dejaré para el post parte 2, para no aburrir.

2 comentarios:

Wendy Kitty dijo...

Tenés razon acerca de porque la gente vende sus carros usados, quizás esa es la razon por la que no me he animado a comprar uno, de agencia me sacan un ojo de la cara y uno usado no siempre es confiable :( pero tarde o temprano tengo que decidir

Clau dijo...

Wendy Kitty: escribiré la segunda parte, para compartir los "tips" para carros importados.