viernes, 4 de diciembre de 2009

MIX-DOWN


Y pues sí, Mix-up es una tienda. Pero yo quería hacer un mix, y como los temas son algo rarosos en términos económicos, será un down...un Mix-down


NO TENGO
Es un mito de la gente cuyo modus vivendi es pedir en los semáforos, aceras, gasolineras, restaurantes y otros sitios públicos, el hecho de que a todo el que ven en un vehículo tiene dinero.


Estas personas ponen cara de “qué rata sos” cuando se le acercan a uno para pedirle unas monedas – aunque una señora un día de estos me dijo “¿no tiene un dólar que me regale?”- y uno les responde “no tengo”. Sirva este post para expresar lo que siempre pasa por mi mente cuando eso sucede y es que, realmente, el hecho de andar al volante, estar poniendo gasolina o estar comiendo en algún sitio no necesariamente implica que uno tenga dinero y mucho menos que lo tenga en efectivo y que lo ande en la cartera.


Es gracioso, casi risible, pero en general cada vez que a mí me “piden” en la calle, coincide con que literalmente no ando ni un cinco en la cartera. Sí, uno puede vivir a crédito, con plástico, para pagar a futuro – o a veces pagar eternamente – y cabe la enorme posibilidad de que el indigente que le está pidiendo a uno tenga más efectivo en su bolsa que uno mismo. Dígame si no?


NADA
La reforma fiscal ha causado revuelo, hay muchas opiniones entre la ciudadanía común y corriente, una de las principales es que la gente se queja de que le vayan a poner impuestos y que el Gobierno dice que de algún lado tiene que sacar para las obra sociales. Pero hay una acción recurrente de buena parte de la ciudadanía, que si la gente pusiera de su parte se podría corregir y hacer llegar más fondos al Estado y Gobierno de El Salvador, sin incrementar los dichosos impuestos existentes.


En la cola de la gasolinera, en términos generales el dependiente pregunta “¿factura o crédito fiscal?”, unos dicen consumidor final, otros dicen crédito fiscal, pero los que me enervan son los que dicen “nada”. ¿NADA?, sabe usted lo que significa ese “nada”?.


Lo que usted hace al no pedir la factura, es beneficiar al dueño de la gasolinera con un pistío que era suyo, que debería ser del Estado, pero que por su falta de paciencia de esperar 2 minutos para que le hagan la factura, ahora será felizmente del gasolinero.

Sí, porque aunque usted no pida la factura, en el precio pagado a usted ya le cobraron el IVA y el FOVIAL, pero, lejos de llegarle al Ministerio de Hacienda y a Obras Públicas, ese dinero le queda a don fulanito de tal, dueño de la gasolinera, me explico?.

Hágale el favor a su país, la próxima vez que ponga gasolina, compre algo en un kioskito, pague cualquier chunche, de que si automáticamente no le dan tiquet de caja registrada o factura – como debería de ser realmente – PIDA usted la factura.

Es inconcebible que el Ministerio de Hacienda haya tenido que hacer hasta una campaña con rifas y demás para rogarle a la gente que ayude con la recaudación fiscal y pida factura por todas sus compras. Faltaba más.


NO SABÍA
Un día de estos un compañero comentaba que le habían aprobado una tarjeta de crédito, era el primer mes que la tenía e hizo una compra de $20. Le llegó el estado de cuenta, pero por el hecho de que no nos habían cancelado el salario, decidió postergar el pago hasta el momento que recibiera el salario. Y no pagó nada al banco. Error.

Tristemente le comunicamos – otros dos compañeros y yo – que por no haber pagado nada, le van a cobrar automáticamente $25, aparte de los intereses sobre los $20 y todavía seguirá debiendo los $20 originales.


Su argumento fue que no sabía que eso sucedería. “¿no leyó el contrato?” le pregunté. Y la respuesta fue “no”. Error.


Gente, si usted es tarjetahabiente, palabra altamente peligrosa en estos días, por lo que más quiera lea los contratos y cuanto papel le entregue relacionado con la dichosa tarjeta. Si tiene una duda, pregunte, que sus ignorancias le cuestan dinero, que probablemente usted no tenga, pero tenga por seguro que ellos – los proveedores de tarjetas – harán todo lo posible por cobrarle hasta por mirar a la cajera del banco y si usted es distraído, mejor, porque nunca reclamará y le seguirán cobrando más y más cosas diluidas en el estado de cuenta y usted ni se fija.

Otro tip: en general las membresías se pueden revertir, o sea, no simplemente se “resigne” a pagarla cuando le llegue en el estado de cuenta – y por favor lea el estado y reconozca el cargo, que no es una compra que usted hizo – y dele pleito al emisor, haga todo lo posible por quitársela dentro de las mismas reglas del juego que ellos han establecido, pero que usted generalmente desconoce.


Queda advertido


EXENTO
Hoy anunciaron que al aguinaldo no le harán la deducción de la renta, para colaborar con la economía del salvadoreño. Únicamente le quiero aclarar, por si usted no tuvo oportunidad de escucharlo, que eso NO significa que el aguinaldo vaya a ser exento de renta.

Nada que ver. El próximo año, cuando usted haga la declaración de renta del 2009, el monto del aguinaldo se sumará a la renta imponible, es decir, al momento de hacer la declaración será sujeto de impuesto. La única diferencia es que le van a postergar la aplicación del impuesto, en lugar de ser en diciembre, será al momento de la declaración de renta. Al menos eso dijo la diputada Lorena Peña a una radio esta mañana.


Esta medida no me parece la gran maravilla, especialmente porque se corre el riesgo de que usted sea uno de los afortunados que en lugar de que le devuelvan le toque pagar por ese pequeño detalle de que no le hayan retenido ahorita. Todo depende de sus números particulares, no creo que sea la generalidad, pero puede darse el caso...y si fuera, de dónde va a pagar en marzo o abril? En mi caso particular, en cuestión de impuestos siempre prefiero que me los descuenten ya, y de una vez saber que es dinero que no tengo, en lugar de que me lo den, me lo gaste, y que luego me toque pagarlo. Pero bueno, ya sabrán los economistas si esta medida nos favorece 100% o si fue más publicidad que otra cosa.


No me vaya a venir en abril 2010 preguntando, y que no era exento el aguinaldo? Por qué no me lo puedo deducir de la renta imponible?. Veá.

2 comentarios:

Anti-Raúl dijo...

Yuca, por la seriedad y certeza de este post. :S

Clau dijo...

Raúl: pues fue un post mágico, que te trajo a comentar. Pero sí, está seria la cosa...y asumo que lo peor está por venir.