jueves, 14 de mayo de 2009

Evidencias de lector recurrente

¿Ha visto usted la lista de libros leídos que está en el lado derecho de la página? Digamos que esos son los que he leído por voluntad propia y de tipo literario.

El rimero de obras literarias que me dejaron leer en la escuela y el bachillerato, así como los libros de texto pues no están ahí...pero las fichas de Madre Guillermina de Sociales fueron una gran cosa en 4o y 5o grado.

De mis libros de texto, quizá el que recuerdo con más cariño es el de naturales de 6o grado, que no era muy común – aunque mi maestra tampoco lo era – y traía una de imágenes a color que me encantó conocer las 14 órdenes de mamíferos, el sistema circulatorio, las monocotiledoneas y tantas delicias de la época.

La Tierra y sus Recursos era una maravilla, me la leí revés y derecho como a los 10 años, época en la que también le agarré el gusto al Inglés a consecuencia de una biología en ese idioma – en pasta dura y a colores – que llevó mi papi a la casa y la curiosidad de saber que decía me hizo leerla con diccionario en mano.
Existían también unos libros de ODECA-ROCAP para centroamérica, yo tuve los de sociales de 4o y 5o grado creo, no porque los usara en la escuela, sino porque mi papi me los llevó. En una foto de esas en blanco y negro me enamoré del volcán Irazú (Costa Rica).

De mi mami heredé los libros de la Televisión Educativa y la colección Tazumal, de 7o, 8o y 9o grado, que ella utilizó en su tercer ciclo. Como todos los anteriores, me los leí antes de llegar al grado en cuestión. Ah, también veíamos a veces las clases en el canal 8 (ya no me acuerdo si era allí o en el 10), pues los libros eran justamente para darles seguimiento con la clase televisada.

Posteriormente, mientras estaba en tercer ciclo (de 7o a 9o grado) estudié el bachillerato a distancia con mi mami (bueno, yo no estaba inscrita obviamente, ella sí) en el INED (Instituto Nacional de Educación a Distancia), sistema en el cual las personas iban a una oficina del Ministerio de Educación, se inscribían, compraban los libros de texto elaborados especialmente para el sistema modular que utilizaban, veían clases televisadas y cada cierto tiempo se presentaban para las evaluaciones escritas como cualquier examen de colegio. Eran unos libros tamaño carta, del grosor de un tomo de la Enciclopedia Quillet casi, en papel de empaque y creo yo que “mimeografiados” en “esténcil”, porque no parecían fotocopias...y las computadoras por esos tiempos eran algo escasas. Tenían tanto material que era fascinante recorrerlos...tanto que al llegar a mi propio bachillerato “normal” alumna de institución, me decepcioné de que no nos enseñaran tanto como lo que había en esos libros.

El día de la madre anduve escudriñando los álbumes de fotos en la casa de mis papás y encontré esta evidencia que le agradezco mucho a mi mami se le haya ocurrido tomar:



Es un hecho entonces, que mi amor por los libros viene desde siempre. En la foto estimo yo que tendría entre seis y siete años, porque la pulga de mi hermano sale en otra del mismo sitio y se ve como de 2 o casi casi 3.

TRIVIA: le reto a que me diga en qué lugar estoy. La pista que le puedo dar es que, se localiza en este país, y que actualmente ya no se puede ir ahí.

LEA...le hace bien al cerebro, al alma y a la imaginación.

7 comentarios:

Eduardo dijo...

En "El Reino del Pájaro y La Nube"

Oberstabsfeldwebel Rafael Hernandez dijo...

Hola Clau!

¿Qué pasó con las siguientes obras?: Escultismo para muchachos, Manual Scout, P.O.R., y demás XD


No sé por qué pero se me vino a la mente el Teleférico San Jacinto, refiriéndome a la foto ¿es ahí o me equivoco?. Conocí ese lugar pues subimos un par de veces en caminata y fué allí donde me otorgaron mi especialidad de primeros auxilios (cuando era "lobatillo" XD).


Saludos Cordiales!

Raquel dijo...

Hiciste que me acordara de la enciclopedia UTEHA de los años de mi abuela en el magisterio. Cómo evoluciona lo que nos enseñan y cómo nos lo enseñan en las aulas...

Ligia dijo...

La Tierra y sus Recursos es buenísimo. Tengo buenos recuerdos de mis libros de texto, y en primer lugar está la Gramática Ilustrada. Esta entrada me trajo recuerdos de mis años mozos.

Sobre la foto, yo también sospecho que es el Reino del Pájaro y la Nube.

Carlos dijo...

Me has devuelto a la memoria varios de los libros que leí, cuando pequeño.

De hecho, me agradaba visitar al abuelo para ver esas colecciones del Tazumal, las 7 enciclopedias tematicas que tenía, y las 3 libreras repletas de obras.

Dentro de todo, paso leyendo todos los días, desde temprano, hasta la medianoche, no he hecho el ejercicio de enlistar cada una de las obras, pero si veo que es interesante hacerlo =)

Coincido en apuntar que la fotografía es del teleferico de San Jacinto en el area de comida.

Saludos

[Alecita ♥] dijo...

Me gustan mucho este tipo de entradas, yo tengo algunos libros que pertenecieron a mi mamá y a mi papá en sus años de juventud, lastimosamente las obras y otras joyas literarias fueron quemadas en el conflicto armado. Pero siempre queda esa nostalgia de los años de niñez.

Clau dijo...

Eduardo: bingo!!!!

Rafael: claro que los leí...también Roverismo hacia el Éxito, el P.O.R. no, muy aburrido.
En caminata??? nunca supe dónde era la calle.

Raquel: gol! esa enciclopedia no la conozco

Ligia: ya sé con qué tipo de entradas te traigo a comentar =). Gramática ilustrada? yo no tuve de esas...quiero una !!!

Carlos: haz la lista, nos dirá mucho de tí.

Alecita:ay sí, da sentimiento que se quemen o mojen los libros...también que se los coman las polillas

Ya van a ver todos, yo quería que la juventud juvenil adivinara el sitio de la foto vaya!!!