domingo, 25 de octubre de 2009

Llamada equivocada

Una persona me llamó, envuelta en furia, para "desahogarse" conmigo su indignación, en un evidente acto de poco profesionalismo y abuso de amistad.
No importa lo que haya originado el hecho, bien dijo alguien posteriormente, que no se trataba de un asunto de emociones, sino de un mero trámite que de alguna manera debía resolverse, por las vías pertinentes.
Al principio, intenté entender a esta persona, especialmente cuando dijo "yo sé que no es tu culpa, y no me estoy molestando contigo"...pero luego salió con "no te quiero escuchar lo que tengás que decir..." y colgó.
WTF? No era conmigo, sabía que no era mi culpa...pero como no encontró al culpable me llamó a mí para soltar la ensarta de insultos y gritos? era más fácil gritarle a la "niña que no iba a responder" que al verdadero culpable?...
Odio cuando la gente se aprovecha de mi educación y de mi tranquilidad - porque no soy de reaccionar con insultos ni palabras altisonantes - y me pasan estas cosas.
Como he dicho en más de alguna vez, yo, soy rebelde porque el mundo me ha hecho así...y de plano que por eso no puedo llamar amigos a mucha gente, me sobran dedos para contarlos...pero así estoy bien creo yo, no quiero cantidad, sino calidad.
Lástima grande, que una plantita en crecimiento - llámese amistad - se vea aplastada por la estampida de un ente que no supo contar hasta diez y prefirió pasarle encima.
C'est la vie...

3 comentarios:

Litzardo Rivas dijo...

Hola, esta situaciones suele ocurrir muy a menudo y mas cuando una de las parte demuestra educacion y cordura.

Lamento mucho el incidente y espero que no vuelva a suscitar.


Besos

Oberstabsfeldwebel Rafael Hernandez dijo...

En lo personal, siempre he creido que cuando alguien actúa de semejante forma solo demuestra una gran ignorancia pues no es necesario hacer un "numerito" y mucho menos andar "demostrando estatus" ni nada por el estilo. Lastimosamente, se trata de una típica situación que se da en todos lugares y máxime cuando uno ha llegado al puesto no "por cuello" sino por capacidad.

Antes, aquí en la oficina, siempre había más de alguno que hacía su "agosto", ahora los tiempos han cambiado (esperemos que para mejor) y más les vale tener buenos argumentos para venir a fastidiar a mi Unidad :D.

Creo que le mencioné hace algún tiempo una receta efectiva para estas cosas: un par de pastillas de "Valeverguina"!!! jejejejeje...


Saludos Cordiales!

Clau dijo...

Litzardo: volvió a pasar, aunque no igual, con un señor ya de edad, a quien por educación igual no le dije nada...y resultó que después él se quejó con el dueño de la empresa, de que yo lo había regañado!!!! faltaba más.

Rafael: fijate que me hizo bien a mi contar hasta 10, la persona en cuestión llamó el lunes para disculparse.