miércoles, 19 de febrero de 2014

Margarita, está linda la mar y el viento...

En la infancia las maestras y las abuelas remachaban: "lo que se aprende no se olvida" especialmente cuando se trataba de botar la excusa de haber salido mal en un examen porque no alcanzó a estudiar todo. 
Cosas como las tablas de multiplicar se graban en la memoria para siempre "nos guste o no nos guste" =)
Las letras de canciones se nos quedan sin saber por qué y a veces, esas que creímos olvidadas vuelven a la mente con solo escuchar un pedacito.

De esas cosas que se me quedaron para siempre es este poema, que en su momento me lo podía todo y lo aprendí no porque me lo hubieran dejado de tarea, sino simplemente porque me pareció lindo y lo quise repetir y repetir y repetir....y aun lo recuerdo.

Finalmente encontramos en casa el libro de donde lo conocí, que es de tercero de lectura. Volver a leerlo trajo a mi mente las líneas que se me habían olvidado, lindos recuerdos. Apréndaselo, y se lo recita a sus hijos y nietos, junto con las preposiciones y las reglas de uso de tildes, cosas valiosas que todos nos podíamos y estas nuevas generaciones ni conocen.






Mi parte favorita es esa donde dice: "en que lucen con la estrella, verso, perla, pluma y flor".

2 comentarios:

Olmes Mancilla dijo...

como se llama el Libro?

Clau dijo...

Es de lectura, de tercer grado. Ya no tenía la pasta así que no pude ver el nombre.