jueves, 17 de junio de 2010

A Father's day

Este iba a ser un post kilométrico y melancólico sobre mi padre, su vida, sus obras, sus enseñanzas y su salud actual.
Pero cada vez que intentaba moldearlo en mi cabeza, las lágrimas me inundaban, se me congestionaba la nariz y me dolía la cabeza.
Esta mañana, en lugar de escribirlo me dormí en el carro.
Quizá fue mejor así. Aun no sé si deba hacer públicas tantas cosas sobre él.
En fin, ya le llamé para decirle lo que debí haber dicho cada día de mi vida durante los 24 años que viví en su casa:
TE AMO papi, feliz día.
Y ya.